fbpx
hábitos de conducción

¿El calor afecta los hábitos de conducción?

Es un hecho que el calor afecta los hábitos de conducción y es casi tan peligroso como el consumo de alcohol y otras sustancias. Ataca a los conductores y aumenta el riesgo de sufrir accidentes. Está comprobado que genera agotamiento, náuseas y deshidratación, y también puede causar calambres, ya que afecta fundamentalmente a los reflejos y produce sensación de fatiga.

Una de las consecuencias directas del aumento de temperatura del vehículo es la somnolencia que origina un mayor tiempo de reacción ante determinadas circunstancias. Suponiendo que se circula a una velocidad de 90 km/h en una carretera convencional, frenar un segundo más tarde supone hacerlo casi 28 metros más allá de la cuenta. Esto podría ocasionar un lamentable accidente.

Estudios acerca de cómo afecta el calor a los hábitos de conducción

Según un análisis de la Universidad de Loughborough (Reino Unido) y el European Hydration Institute, un conductor con una hidratación insuficiente comete errores similares a los de alguien que tenga un nivel de 0,8 g/l de alcohol en sangre. Otros estudios corroboran que conducir con exceso de calor puede incrementar más de un 20% el riesgo de accidente, y cuanto más alta sea la temperatura, mayor es el peligro.

Para hacerse una idea: con una temperatura interior de 35 grados, el conductor puede dejar de percibir el 20% de las señales de tráfico e incrementar sus errores más de un 30%. La visión del automovilista también empeora por el aire caliente. La somnolencia aumenta el riesgo de un accidente fatal.

hábitos de conducción

Averías que genera el calor en los vehículos

El calor también genera consecuencias sobre el propio vehículo, ya que las altas temperaturas pueden deteriorar determinadas piezas. Generan una serie de reacciones químicas en las baterías, sobre todo en aquellas que tienen más de cuatro años de antigüedad.

El sistema de refrigeración del motor también se afecta pues requiere un esfuerzo mayor para alcanzar la temperatura óptima para su funcionamiento. Las ruedas tampoco se salvan tienden a sobrecalentarse y se desgastan más.

Cómo actuar ante el calor

Para reducir los errores humanos y minimizar los riesgos mecánicos, los expertos proponen algunos consejos:

hábitos de conducción
  • Evitar las comidas abundantes y el alcohol antes de conducir
  • Vestir prendas ligeras, usar lentes de sol antirreflejantes.
  • Hidratarse correctamente y mantener la temperatura del interior entre 22 y 24 grados.
  • Hacer paradas frecuentes si el trayecto es largo, bajar las ventanillas antes de reemprender la marcha y poner el aire acondicionado sin dirigirlo directamente hacia el cuerpo.
  • El uso de Dash Cam para monitorear el estado de los conductores.
  • El software de mantenimiento de flotas también es de gran utilidad para evitar accidentes a causa del mal estado de los vehículos.

Te recordamos que con nosotros puedes encontrar las mejores herramientas para evitar que el calor afecte a tus conductores y que sus hábitos de conducción no se vean afectados por este factor entre otros. ¡Como siempre estamos a tus apreciables órdenes!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tabla de Contenido

¡Hola! Completa los siguientes campos para iniciar la conversación en WhatsApp.